Logo POLYFORUM SIQUEIROS

CONOCENOS l Historia

David Alfaro Siqueiros, además de ser uno de los pintores más emblemáticos del siglo XX en nuestro país y de reconocimiento mundial, se declaró comunista y militó por la clase obrera y las causas sociales. Este hecho lo llevó a la cárcel en varias ocasiones e incluso un par de veces se auto exilió. También participó en la milicia española alternando sus actividades como artista. Dio nombre al sufrimiento que se acallaba bajo el manto del abuso y buscó las conquistas del proletariado. Promovió la reforma social con su febril actividad política, pero sobre todo con su fecunda producción artística. Como artista, su obra siempre reflejó su preocupación por la liberación de los oprimidos.


Tras la Revolución, surgió el muralismo, movimiento artístico que proponía plasmar la realidad mexicana en obras monumentales. Los principales protagonistas de este movimiento que tuvo una importancia decisiva en la plástica contemporánea iberoamericana fueron los tres grandes: Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros. Cada uno en su estilo y con técnicas distintas, constituyeron la crónica de la lucha y la historia del pueblo mexicano. Conjuntamente, el artista destacó por su constante interés en el uso, estudio y aplicación de técnicas y materiales vanguardistas en la mayoría de sus obras.


A mediados de los años sesenta, don Manuel Suárez contrato a Siqueiros para realizar dieciocho obras de gran formato que llevarían por título La Industria y El Campo. Esas piezas serian destinadas a decorar un salón de convenciones que se construía anexo al Hotel Casino de la Selva, en la capital morelense. En 1965 el empresario anuncio el cambio de sede y propuso a Siqueiros la realización del mural más grande del mundo. Él por su parte, ante las impactantes dimensiones del espacio, decidió cambiar el proyecto inicial y dedicarse al mural que sumaría un total de 8,700 metros cuadrados. En este espacio aplicaría trucos de perspectiva que romperían visualmente las aristas de la arquitectura. Por sus imponentes dimensiones y alto contenido social y humanista, el Polyforum sintetiza una existencia de búsquedas y hallazgos alimentada por el afán de llamar al ser humano a establecer la libertad, el bienestar y la justicia sobre la tierra por medio del arte.


La Marcha de la Humanidad, obra cumbre del artista y estandarte del muralismo social mexicano, surgió del anhelo común de legar un patrimonio cultural que representara la evolución de la conciencia de libertad y de justicia en la historia de Latinoamérica. La construcción del Polyforum Siqueiros dio inicio en 1966 y la obra fue inaugurada en diciembre de 1971 con una ceremonia encabezada por el presidente Luis Echeverría y con discursos de don Manuel Suárez, del arquitecto Rossell de la Lama, de David Alfaro Siqueiros y de Salvador Novo, entonces cronista de la ciudad.

Newsletter Icon

Newsletter

Si quieres recibir más información de las actividades del Polyforum Siqueiros

Clip Icon

Eventos

Descubre las posibilidades para transformar nuestros espacios en el lugar ideal para tu evento.